Senderismo escolar: “Por los ríos de Estepona”

El bosque mediterráneo se desarrolla en regiones con clima mediterráneo, caracterizadas por temperaturas suaves en invierno y cálidas en verano, y precipitaciones escasas; es por esto que su vegetación típica tiene que soportar la aridez estival. En esta zona, entre los árboles que integran el bosque mediterráneo podemos observar alcornoques, algarrobos y pinos, mientras que el sotobosque lo forman arbustos leñosos como el lentisco, las jaras, el romero y el tomillo.

Ríos de Estepona. Programa de senderismo.jpeg

La nutria euroasiática, entre los mamíferos, es la mejor representante de los ecosistemas fluviales de Sierra Bermeja y la razón por la que todos sus ríos están protegidos como Zona de Especial Conservación de la Red Natura 2000. Está presente en todos los ríos de Estepona pero además tiene una enorme plasticidad ecológica que la lleva a ubicarse en algunos estanques de los campos de golf o a bajar al mar para pasar de una cuenca fluvial a otra.

Los ríos de Estepona, como todos los que tienen su origen en Sierra Bermeja, son pequeñas cuencas aisladas con una calidad de agua inmejorable donde sobreviven especies extintas de peces de otros ríos refugiadas aquí de un modo relíctico, como el Blemio de río. Están estrechamente ligados a los ecosistemas serpentínicos y son considerados como áreas importantes para la conservación de especies amenazadas de libélulas y caballitos del diablo.

El Castillo de El Nicio es una fortificación que data del siglo IX, ligada a la huida a los montes de parte de la nobleza asentada probablemente en Arroyo Vaquero o en Vega del Mar (San Pedro Alcántara), tras la ruptura de los pactos establecidos con ellos desde el principio de la conquista musulmana, a partir de las reformas emprendidas por Abderramán II. El estadillo generalizado de la guerra civil contra el poder del emirato de Córdoba supuso la reunión de una importante población en ese lugar y la consolidación del castillo durante la segunda mitad del siglo IX.

El Cortijo de Nicola, que inició su construcción en 1780, es uno de los elementos de mayor interés etnológico de Estepona, tanto por la entidad de la construcción como por el papel representado a lo largo de su historia, ya que actuó como elemento relacional entre los asentamientos humanos del valle del Castor y el Valle del Velerín, con una posición de privilegio por estar muy próximo al Camino de Igualeja, auténtica “autopista” de comunicación con la Serranía de Ronda.

LOS RÍOS DE ESTEPONA.

Debido a las características geológicas de Sierra Bermeja y a la naturaleza impermeable de sus rocas, las peridotitas, el término municipal de Estepona tiene un drenaje en superficie muy denso que da como resultado un numeroso elenco de pequeños ríos y arroyos. En las zonas situadas a más altitud propicia la aparición de numerosas cascadas y saltos de agua que se activan en los meses más lluviosos; en las zonas de piedemonte dan lugar a los valles que han sido ocupados históricamente con fines agrícolas. Como todos los ríos andaluces que desembocan en el Mediterráneo, debido a la proximidad de la montaña al litoral, son cauces cortos y poco caudalosos, presentando carácter torrencial en época de lluvias debido a las acusadas pendientes de la montaña.

De Oeste a Este, citando solo los principales, se encuentran los cursos fluviales de arroyo oVaquero, de Enmedio, Monterroso, Calancha-Calanchilla, de la Cala, Padrón, Castor, Velerín y Guadalmansa. Estos últimos cinco protegidos por la Red Natura 2000 como Zonas de Especial Conservación.

Aun estando Estepona en una zona de clima mediterráneo, las particularidades locales de su régimen de lluvias permiten que la mayoría de estos ríos conserven caudal incluso durante el verano, aunque el intenso aprovechamiento de las aguas para riegos hace que sus tramos bajos estén secos la mayor parte del año.

Presentan abundante vegetación de ribera, que en algunas zonas forman bosques galería donde abundan los sauces y álamos. Las laderas están pobladas de alcornoques, quejigos en las zonas bajas y pinos resineros en las más altas. Un sotobosque muy diverso y abundante cubre sus cauces, dominando las coscojas, durillos, brezo, lentiscos y enebros mezclados con algarrobos y multitud de enredaderas y plantas aromáticas.

Entre la fauna que albergan destaca entre los mamíferos la nutria, el martín pescador entre las aves, varias especies singulares de peces que perviven en estos ríos a consecuencia del aislamiento de sus cuencas, y una gran diversidad de odonatos (más de 42 especies distintas), que también subsisten por la gran calidad de sus aguas, entre las que destacan varias especies de libélulas en peligros de extinción.

El principal valor ecológico de estos ríos, más allá de la biodiversidad que albergan es su función como corredores ecológicos. Conectan las zonas altas de las sierras y son fronteras verdes entre urbanizaciones y campos de golf del litoral. La fauna los utiliza como áreas de descanso durante el periodo de migración y como pasillos de dispersión.

A nivel geológico, el río Castor alberga un interesante cañón fluviokárstico sobre mármoles que presenta paredes verticales y cuyo lecho rocoso está salpicado por numerosas marmitas de gigante donde se forman pozas y cascadas. Los mármoles están muy pulidos debido a la acción erosiva de las aguas que arrastran grandes bolos de peridotitas de Sierra Bermeja.

Todos los ríos han tenido ocupación históricamente en sus cuencas bajas. Destacan el arroyo Vaquero y el río Gualdamansa. En la desembocadura del arroyo Vaquero está constatada su ocupación desde la edad del Cobre, hace unos 5.000 años. El Guadalmansa, por otro lado, era navegable hacia el interior hasta 2 km, hacia el siglo VII a.C. Disponía de un asentamiento fenicio, el Torreón, situado en su desembocadura, que estaba configurada como un puerto. La perspectiva geológica nos permite imaginar también otra estampa aún más antigua, donde un nivel del mar que se elevaba hasta 150 m por encima del actual e inundaba toda la desembocadura formaba un gran estuario en este río Guadalmansa que llegaba hasta 5 km aguas adentro de la línea de costa actual. Esto ocurrió en algún momento hace entre 5,3 y 3,6 millones de años.

CAMINO NICOLA-RÍO VELERÍN

La ruta tiene una longitud de 6 km tiene un tiempo estimado de 3 horas y 30 minutos con baja-media dificultad, siendo el tipo de camino de carril tierra y suelos de esquistos.

En esta ruta circular se asciende por la margen derecha del río Velerín para comprender las características de los ríos de Estepona y conocer sus bosques de ribera. Se continúa con la ascensión hacia el Cortijo de Nicola, desde donde se puede entender el papel que jugaba esta edificación conectando los valles de los ríos Velerín y Castor, caminando por el bosque mediterráneo de piedemonte de Sierra Bermeja en Estepona, donde se aprecia cómo los alcornoques son la especie dominante.

Río Castor y Velerín. Senderismo escolar.jpeg

CAMINO NICOLA-RÍO CASTOR

La ruta tiene una longitud de 8,25 km tiene un tiempo estimado de 4 horas con baja-media dificultad, siendo el tipo de camino de carril tierra y suelos de esquistos.

Subiendo por el Camino de Nicola, se disfruta de uno de los mejores alcornocales de Estepona. Tras la visita al cortijo Nicola, importante construcción histórica en el eje de las comunicaciones hacia Ronda desde el siglo XVIII, se desciende a continuación hacia el valle del río Castor y la charca de las Nutrias, un conjunto de pozas en el curso del río situada en la zona conocida como “Huertas del Castor alto”. Desde aquí, la ruta continúa hacia el punto de partida siguiendo la marquen derecha de este río, cuyo nombre proviene de la denominación local que antiguamente recibía la nutria, Castor, un roedor norteño bastante parecido a la nutria y que vive en sus mismo hábitats.

Como normas para realizar senderismo os recomendamos:

  • Guárdate tus desperdicios y recoge los de los demás.
  • Circula siempre por senderos y caminos.
  • Respeta fuentes, ríos, plantas, rocas y animales.
  • Camina disfrutando y sin gritar.
  • Comprométete con la defensa del medio natural.

Senderismo escolar. Normas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: